crepes receta con pollo

Crepes: receta sin gluten. Rellenos de pollo y verduras

Sin valoraciones todavía

Si hay un plato en el que he notado poca diferencia entre elaborarlo de forma tradicional a hacerlo apto para celíacos son los crepes, una receta sin gluten muy sencilla de preparar cuyo resultado no dista apenas nada de cómo quedaba antes con harina de trigo. Vamos, que en mi casa todos comemos crepes sin gluten y tan contentos…

Lo que más me gusta de los crepes es que los puedes rellenar de lo que quieras, porque quedan bien con prácticamente todo. Dulces o salados, son geniales para el desayuno o para la cena, dependiendo de qué les vayas a poner en su interior.

Hoy voy a contarte cómo hacerlos rellenos de pollo y verduras. Ya sabes que nos encanta el pollo como materia prima para hacer un montón de recetas, por lo rico que está, por lo sano que es, y por todas las posibilidades de elaboración que tiene.

? Para hacer estos crepes necesitarás:

– 100 gramos de harina de arroz
– 3 huevos
– Una cucharada de azúcar
– Una pizca de sal
– 250 mililitros de leche (en mi caso, de soja)
– Un poquito de mantequilla

? Para el relleno, los ingredientes son:

– 2 pechugas de pollo
– 1 pimiento rojo
– 1 pimiento verde
– 1 calabacín
– 1 cebolla
– Sal y pimienta

Cómo hacer la masa de los crepes sin gluten

Primero haremos el crepe. Tamiza la harina con un colador de malla fina y bate los huevos. Mezcla todo en un bol y añade el azúcar, con una pizca de sal. Poco a poco ve agregando la leche y bate todo muy bien con la batidora para que todos los ingredientes se vayan integrando y creen una masa sin grumos.

La elaboración es lo más importante, ya que aquí es donde nos la jugamos. Importantísimo: utiliza una sartén que no se pegue (las hay especiales para crepes, si no tienes necesitas una antiadherente o será un desastre) y de un tamaño no muy grande tampoco. Úntala con un poquito de mantequilla y cuando esté caliente quita el exceso de mantequilla y ve vertiendo poco a poco la masa, hasta que ocupe toda la base, que sea una capa fina.

No los cocines con el fuego muy fuerte porque se hacen enseguida y se te quemarán. Cuando veas que en el crepe hay burbujas pequeñitas puedes darle la vuelta, o también cuando observes que el contorno empieza a levantarse. Normalmente el primero suele ser de prueba y se desaconseja comerlo, ya que quizá tenga más aceite o mantequilla o se te rompa. A partir del segundo es cuando empieza lo bueno.

Crepes sin gluten rellenos de pollo y verduras

Yo te propongo este relleno pero, lo dicho, puedes hacerlo dulce con Nocilla para desayunar, por ejemplo, o salado para la cena de esta forma o de otra que se te ocurra. Van bien con casi todo.

Primero sofríe la cebolla y añade después el pimiento y el calabacín. En otra sartén, marca el pollo salpimentado (lo puedes cortar a tiras o en cuadraditos) y añádelo a las verduras para terminar de hacerlo todo junto. A mí me gusta mucho añadir un chorrito de salsa de soja, le da un sabor buenísimo.

¡Y toca rellenar el crepe! Puedes hacerlo enrollado o doblando por la mitad, y después otra mitad, haciendo un saquito.

Consejo: Para evitar que quede muy seco, es importante que añadas alguna salsa al relleno o por encima del crepe sin gluten. Puedes gratinarlo en el horno con queso por encima o elaborar una salsa de queso, que combina muy bien en este caso. Añádela cuando estén emplatados o al mismo relleno, para que quede muy jugoso por dentro.

Aquí te recuerdo algunas otras recetas que puedes preparar con pollo:

? Alitas de pollo fritas y crujientes

? Muslos de pollo al horno

? Pollo asado

Isabel Ara López

Cuando las intolerancias alimentarias llegan a tu vida, no queda más remedio que darle una vuelta a la cocina. Periodista aragonesa sin gluten y sin lactosa con ganas seguir aprendiendo y practicando entre fogones

Valora la receta

CompartirShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on Pinterest

Deje un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*