aleta de ternera asada al horno

Receta para Navidad:Aleta de ternera asada

Sin valoraciones todavía

Hoy voy a enseñaros una receta de cocina para Navidad, con la que vais a sorprender a vuestros amigos o familiares. Porque en estas fechas podemos aprovechar para darnos un capricho y comprar una carne un poquito más cara, la ternera. Hay muchos platos que se cocinan con ternera que seguro conocéis: carne troceaca, estofada o guisada, ternera en salsa de champiñones, filetes a la plancha o churrasco a la brasa con patatas. Pero apuesto a que el plato de hoy no lo habéis probado nunca, al menos la mayoría de los que vais a leer esta entrada: aleta de ternera asada.

Este plato puede parecer muy elaborado, pero como siempre digo: “el horno cocina sólo”. Las ventajas de cocinar la ternera al horno es que mientras tanto puedes ir realizando otras tareas. Eso sí, os recomiendo que no os paséis porque hacer varias cosas a la vez porque podéis terminar arruinando algo, como fue mi caso cuando cocinaba este plato (otro día tal vez os lo cuente con detalle).

Pero vamos a lo que nos interesa, la receta de hoy. Para empezar cabe destacar que la aleta de ternera no es una carne que encontremos todos los días en nuestra carnicería habitual (algo que seguro agrada a la gente que le gusta ser original en Navidad, que le gusta tener un plato exclusivo). Pero en realidad no importa que la parte no sea exactamente la aleta, basta con que le digáis al carnicero que queréis una pieza para hacer al horno rellena (os dará lo que necesitáis). Eso sí, si os recomiendo que sea esta carne, si no una pieza que os valga mejor encargarlo la próxima vez.

Ingredientes

  • 1 aleta de ternera
  • Pimientos rojos asados (pimientos de bote)
  • Sal gorda
  • Pimienta negra
  • Tomillo
  • Tranchetes de queso
  • Aceite de oliva
  • Laurel

Modo de preparación

  1. Estiramos la carne en la encimera, aplastándola con un rodillo (como si estiráramos la masa de una pizza).
  2. Salpimentamos la pieza y añadimos el tomillo. Mucho tomillo, como si no costara. Si lo cambiáis por orégano funcionará perfectamente.
  3. Le dais un “golpe” en la sartén, fundamente para que tome color por los dos lados y adelantar un poco la coción sobre el relleno. Pero sin llegar a cocinarlo. Un par de minutos a fuego fuerte por cada lado (vuelta y vuelta).
  4. Ahora vamos a cubrir una parte de la aleta, la que irá por dentro al enrollar,  con los tranchetes de queso.
  5. Cogéis los pimientos rojos asados, los abrís por la mita quitando le las pepitas y los extendéis sobre el queso.
  6. Pasamos ahora a enrollar la aleta quedando el queso y los pimientos por dentro. Tenéis que fijarlo para que no se abra, para lo que podéis utilizar un cordel o bien varios palillos de pincho moruno como en el que utilicé yo. Podéis volver a cubrir con el tomillo de nuevo (y quizá un poco de sal).
  7. Por último introducimos en el horno sobre una bandeja con simplemente un poco de aceite y una hoja de laurel. Marcamos 150-180 grados durante 45-60 min y listo. Si durante el proceso vemos que se va quedando muy seco, podemos añadir sobre la bandeja un poco de cerveza y/o agua, pero evitando que toque la carne para que no se cueza (no olvidéis que la queremos asada).

El resultado es fantástico, a pesar de que nuestra foto no sea la mejor 🙁

Luis Revuelto

Luis Revuelto

Porque la alimentación es la base para gozar de una buena salud. Informático salmantino que utiliza la cocina como válvula de escape, porque comer bien es fácil.
Luis Revuelto

Valora la receta

CompartirShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on Pinterest

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*